Radio Kayros es una radio emisora cristiana que fue fundada en octubre del año 2007 por el Obispo Mario Salfate Chacana, quien por muchos años realizó programas radiales cristianos arrendando pequeños espacios en radios seculares. Con la confianza puesta en Dios, el Obispo Mario Salfate y su esposa, pastora Mariana Sandoval, decidieron dar un gran paso de fe adquiriendo una señal radial FM, lo que significó un gran esfuerzo personal y económico para ellos, ya que tuvieron que desprenderse de sus propios bienes y recursos. Pero todo esto estaba motivado por la única intención de poder ganar almas para Cristo anunciando su santo Evangelio.

La emisora comenzó a funcionar transmitiendo desde la ciudad de Los Andes, Chile, y cubriendo todo el valle del Aconcagua a través del dial 95.7 FM. Por la misericordia y gracia de Dios, esta emisora cristiana ha sido un verdadero canal de bendición para que muchas vidas se rindan a los pies de nuestro Señor Jesucristo. Además, ha permitido que muchas vidas que en algún momento se apartaron de Dios, fueran restauradas y hoy han retomado una vida de servicio a Dios.

A través de los años, el Señor ha permitido que Radio Kayros abarque nuevas áreas según los avances de la tecnología, permitiéndoles hoy no solamente transmitir en la señal FM para las provincias de Los Andes y San Felipe, sino también poder transmitir por medio de una señal online a través de su sitio web www.radiokayros.cl las 24 horas del día, llegando así a todo lugar.

El propósito de Radio Kayros es que muchos puedan seguir conociendo el nombre de Jesucristo por medio de la predicación del Evangelio y que le puedan aceptar como su Señor y Salvador. Por eso, cuentan con una variada programación que les permite llegar a los distintos segmentos dentro de la comunidad, y así sus auditores puedan estar todo el día en el tiempo de Dios.

Es su deseo poder seguir siendo un motivo de bendición para todos quienes escuchen Radio Kayros, y que nuestro Señor Jesucristo sea glorificado en todo. Agradecen a todos los que los escuchan cada día y piden que Dios les bendiga.